Dra. Colik

Dra. Claverie

[Home]

[Quiénes Somos]

[Contáctenos]

 
Implantes Dentales
Blanqueamiento Dental
Gingivitis
Enfermedad Periodontal
Coronas o Porcelanas
Próteis sin implantes
Prótesis removibles
Tratamiento de Ortodoncia
Piercing Dental
Tratamiento de Halitosis
Consejos
Artículos de Interés

Bruxismo:

Asociado a tensiones emocionales, y se caracteriza por la acción de rechinar o apretar los dientes durante la noche. Las consecuencias son dolores, sensibilidad y hasta pérdida de piezas.

El "mal de los dientes apretados" no es algo que se da durante el día, cuando uno evita discutir con su pareja o con su jefe, sino que, muy por el contrario, ocurre durante la noche, cuando tendría que aprovecharse ese momento de relajación para recuperar las energías.

El bruxismo, ese rechinar de dientes durante las horas de sueño, es asociado a situaciones de estrés y nerviosismo y sus consecuencias van desde sensibilidad hasta la pérdida de piezas.

Un ejemplo claro lo da el doctor Luis Ernesto Tamini, titular de la cátedra Odontología Integral Adultos de la UBA, quien comenta que durante la crisis económica argentina de 2001 tuvo que sacar varios dientes e incluso piezas de titanio porque los pacientes las fracturaban...

"En los pacientes que han tenido prevención y contacto con la educación odontológica, hoy la caries no es el factor principal de consulta, sino las alteraciones provocadas por esta patología. Como las personas conservan mayor estructura dental y durante más años, aparece más el bruxismo, en el 60% al 70% de los casos", señala.

No sólo el estrés puede ocasionar esta patología. También la falta de armonía en la mordida, que puede estar causada por prótesis que están fuera de lugar, así como también por arreglos dentales desacomodados.

"Esas dos cosas unidas hacen que se desencadene un sistema de protección del organismo, que lo que hace es que, cuando el cuerpo humano está fuera del estado de vigilia, trate de eliminar esas imperfecciones",

Por otra parte, si bien el bruxismo se presenta durante la noche, cuando la persona se encuentra, durante el día, en un "estado de abstracción" -por ejemplo, cuando está manejando, mirando una película o leyendo-, "pone la mandíbula en un lugar y ahí empieza a rechinar los dientes".

Una característica
La presión de la mordida, que es de entre 35 y 70 kilogramos/fuerza para masticar alimentos, se quintuplica.
Los dientes "están preparados para encontrarse sólo en la masticación, y no más de cuatro veces por día".

Las consecuencias
La presión provocada por el bruxismo retrae las encías, hace saltar el esmalte en el cuello de los dientes, y provoca hipersensibilidad.

Esta patología, que actualmente está creciendo en fuerza y ataca principalmente a mujeres, también genera serios inconvenientes a nivel de la articulación tempomandibular, afectando a largo plazo los meniscos y, finalmente, las estructuras blandas de la mandíbula. En aquellas personas con un bruxismo muy marcado "se puede manifestar dolor de oído, zumbidos, tintineos, hasta náuseas y, en los casos más graves, vómitos",

La solución
"Los odontólogos trabajamos sobre los signos y los síntomas, no sobre la psiquis.

Dra. Sandra Colik

 

Consultorio adultos: Av. Santa Fe 3401 - 6to "A". Tel.: 4823-6232 Buenos Aires
Consultorio niños Av. Santa Fe 3401 - 6to "A". Tel.: 156-366 7238 Buenos Aires

 
 
Actualizado: marzo 2017

Webmaster: Fernando Rettazzini